viernes, 11 de enero de 2008

Sydney

Despues de ese peazo par de dias de merecido y agradecido relax, y de recuperarnos del susto del hoStel (lo limpiaron un poco y quedo mas decente), nos hemos dedicado a explorar Sydney, una ciudad muy cosmopolita pero con un ambiente muy relajado e informal. Para mi esta ciudad tiene incluso mas encanto para vivir en ella que para visitar como turista. Con la excepcion de la Opera que es espectacular, el resto de lugares son de disfrute diario y cotidiano. Tiene un monton de zonas verdes bien integradas dentro de la ciudad donde sentarte de picnic con unas vistas maravillosas.



Para hacer boca, empezamos la visita al mas puro estilo ingles...nos fuimos a ver un partido de Test Cricket entre Australia e India. Estos partidos son los tradicionales en los que todos los jugadores van vestidos de blanco y cada partido dura entre 4 y 5 dias!! (menos mal que teniamos a Simon cerca para explicarnos las reglas). Hizo un dia soleado lo cual en principio es bueno, pero al ver que teniamos que estar sentados bajo un sol de justicia durante mas de 6 horas, invocamos a la lluvia con ritos ancestrales...por supuesto no funciono. El juego en si, al menos en esta modalidad, es bastante aburrido pero la gente viene al estadio con los amigotes y se toma unas cervezas de charleta. Se trata mas de un evento social que de un espectaculo vibrante...siendo politicamente correcto.



Fuimos a un mercadillo gigante en Chinatown (paddy's market) en busca de un nuevo reloj Casio F-91W...quien no querria tener uno no?. El anterior paso a mejor vida en un pequenho despiste mio cuando me olvide de quitarmelo en la inmersion en el arrecife de coral, los 17,5 metros de profundidad no le sentaron bien al chaval y va y se apaga tras unos ultimos estertores impresionantes....la verdad es que era water-proof pero no se porque no me atrevi a reclamar a la casa!!

Otro dia visitamos la famosa Bondi beach, una playa al este del centro que atrae a mucho surfista y turista. Es una playa muy ancha que nos recordo un poco a la playa de la Concha en Donosti. Despues de broncearnos un poquito, con una hora aqui ya tienes mas que suficiente, nos dimos un paseo super-agradable por las playas vecinas petadas de surfista hasta llegar a Coogee. El culto al cuerpo en Australia y en particular en Sydney recuerda mucho a Brasil...mientras tu paseas en modo viejito te pasa por todas partes gente corriendo con su ipod amarrado al brazo y para mas inri, durante el trayecto te cruzas con gente haciendo flexiones y abdominales...vamos que el sentimiento de culpa iba in crescendo, mientras Martinha estaba encantada viendo pasar a semejantes maromos.



Un dia que amanecio nubladete, recorrimos un poco la ciudad: The rocks, Circular Quay y Darling Harbour. Finalmente nos zambullimos en el Aquarium buscando a Nemo. Alli estaba junto a sus inseparables anemonas todo currinho. Tambien vimos cocodrilos, tiburones y rayas gigantes. El acuario esta muy currado y nos pasamos una tarde superagradable embobados viendo "pececillos".





Intentando llegar a Palm Beach tuvimos un pequenho error de calculo y no lo logramos. Alla nos fuimos los dos tan contentos a la playuni, nos subimos al bus y empezamos a disfrutar de las vistas...al pasar la primera hora, empezamos a asustarnos y al ver que aun quedaban 21 kilometros para la playa nos echamos a reir con una risa floja. Al llegar a la segunda hora tuvimos que bajarnos del bus comer un bocatita viendo el mar en Newport (faltaban 11 km) y dar vuelta pa casa para llegar a tiempo de recoger nuestro visado para la India. Como decimos alguna vez, Shit happens!!

Visitamos las Blue Mountains, a dos horas en tren de Sydney. Una cordillera formada por valles frondosos y canhones escarpados con unas vistas bastante chulas. Paseamos un par de horitas y pudimos ver las "Three Sisters" y una cascada con un arco iris increible.



Pero la auntentica joya de la corona es sin duda la Opera House. Como todos sabeis, es un edificio precioso con unas formas que recuerdan a un barco con las velas hinchadas y emplazado en un lugar privilegiado (el unico edificio cuyo exterior me impresiono tanto es el guggenheim). De cerca el edificio esta hecho con una especie de azulejos en varios tonalidades de blanco (aqui Marta podria describirlo mejor, blanco roto, blanco perla...y todos esos colores inconfundibles :)). Arovechamos para ver un espectaculo en el concert hall y nos planteamos dos opciones: Jose Carreras o "Le Grand Cirque". Jose tiene el cache de lo mas subido asi que..."QUE VIVA EL ESPECTACULO". Un circo de acrobacias y colores parecido al circo del sol pero un poco menos profesional, lo disfrutamos mucho. Al salir, hicimos un par de fotos de noche de esas de no respires que te mueves.



Tambien hemos tenido una vida social bastante agitada, con muchos reencuentros y cenitas o cervezas con gente que nos hemos ido encontrado por el camino y que, siguiendo a las hordas, llegaron a Sydney rondando el fin de anho. Estuvimos de nuevo con Laetitia (la recordareis en Queenstown) y con Kevin (uno de los irlandeses con los que nos fuimos de parranda en Brisbane).



Otro dia quedamos con Joanne, una amiga de Sydney que conocimos en Abel Tasman (Nueva Zelanda) y fue la pareja de Javier en nuetra excursion en Kayak. Junto a ella hicimos uno de los trayectos de ferry mas recomendables hasta Manly y desde alli nos dimos una pateada de 3 horitas por la costa. Es el mismo trayecto que Joanne hizo con Javier hace unas semanas (la pobre se lo debe saber de memoria), por cierto, a nosotros tambien nos llovio a ratos.

Como nota culinaria, antes de comenzar nuestro periplo asiatico teniamos que atiborrarnos de proteinas con un buen trozo de carne, que si bien no alcanza a los estandares argentinos, hacia tiempo que no comiamos un filete como dios manda. Un poco morrinhentos despues de pasar estas fechas fuera de casa, hicimos una parada en la calle Liverpool donde esta instalado lo que ellos llaman el Spanish Quarter. Probamos en un asturiano... el chorizo a la sidra casi nos salta las lagrimas, pero para rematarlo tenian Estrella Galicia...buuuaaaaahh!!



Manhana empezamos una parte del viaje que nos apetece mucho, un cambio de cultura en toda regla, nos vamos a Asia. Primera parada...Japon.

Un beso para todos.

Juan y Marta

9 comentarios:

Tania dijo...

que os pensábais...los asturianos estamos en todos los sitios :)

besines

Tania

el pinza dijo...

Se os ve bien, guapos, morenos, relajados, felices, desenganchados de la globalización...

¿Y el sobrino/a de Mateote?

Los videos de Javier en su blog, son muy buenos.

Disfrute contemplándoos en vivo.

Martiña tu salto desde el avión ¡¡¡increibel!!!

Besos

el pinza dijo...

Mateote quiere primo/a. Para ser tío aún le falta.

Besos

Anónimo dijo...

Estrella Galicia? Bien, ahora ya sé que puedo ir a Sidney...
Se os ve bien muy buen color.. el hemisferio sur es lo que tiene...

Un besote.
David

paideleo dijo...

Unha chulada todo pero dame a impresion de que agora empeza o bo de verdade.
Seguide informando, please...

Dumas dijo...

Y, es una idea, la cosa acaba en una guía para supervivientes de la vuelta al mundo...Igual os da para repetirla, pero en 5*.

Anónimo dijo...

Me uno al pinza en lo del primo de Mateo. Claudia quiere amigitos ;-) !!! Espero impaciente la entrada de Japón. Supongo que ya estareis con Patri y los Danis. Un beso enorme a todos!!
Patricia

Anónimo dijo...

Hola, hola. Ya veo que no pudisteis estar con Fer, él llegó el sábado y todavía no hemos hablado. Me ha gustado Sidney, pero estoy deseando Japón, como en la canción! (Lo del pibe lo dejamos para la vuelta,no?) Besos. Coca.

Common People dijo...

¿os acordais de eso que nos decian las madres de pequeños, eso de "que pasa que si tu amigo se tira de un puente tu te tiras"?... pues por vuestra culpa, lo he hecho. Gracias!!!! (la respuesta en mi blog, claro).

SAYONARA BABY !