miércoles, 2 de julio de 2008

Miña terra galega

Y aunque nos pellizquemos para ver si estamos soñando....es verdad, estamos en Barajas!! La primera sensación extraña es el ser capaz de entender de nuevo todas las conversaciones que hay a tu alrededor...te sientes como uno de esos superheroes con poderes que escucha el pensamiento de la gente y se agobia al no poder soportar tantas voces juntas en su cabeza.

La segunda sensación extraña era la necesidad, no que apeteciese...sino la absoluta necesidad de tomarnos un poco de jamón serrano y un pedazo de tortilla de patatas con una cañita bien fría. Es como cuando tienes que ir al baño pero crees que puedes llegar a casa, y entonces aguantas y todo va mas o menos bien hasta que llegas al ascensor...es como si tu vejiga tuviese un sensor de proximidad y entrase en modo pánico...Pues lo mismo nos sucedió con el jamón...fue aterrizar en barajas y empezar a salivar como unos posesos.



Pasamos un par de días en la capital con la agenda muy apretadita, compromisos familiares, amigos, más familia...alguna que otra copa. Finalmente el domingo 15 de Junio nos pusimos por última vez la mochila al hombro para dirigirnos "O noso lar" Vigo!! (Pensábamos: en cuanto deje la mochi en casa no la quiero ver ni en pintura... al menos durante un mes...!!)

Estábamos ya cerca de Vigo cuando el comandante nos puso el corazón en la boca al decirnos que el tiempo estaba complicado por la zona. Intentaría realizar una única aproximación de precisión a Peinador(para los que ya habíamos sufrido alguna vez la niebla de este aeropuerto, eso significaba irnos para Santiago casi seguro).

No nos preocupaba tanto por nosotros, estábamos seguros de que algún recibimiento nos tendrían preparado los nuestros en Vigo y más bien estábamos nerviosos por ellos...sería una faena muy gorda.Pero como a lo largo de todo nuestro viaje, la suerte estuvo de cara, y tras un minuto de suspense que se hizo eterno aterrizamos. Entonces se pudo oir el suspiro contenido de todos los pasajeros. Estábamos en tierra, no sabíamos si besar el suelo de la pista como hace el Papa.

Veníamos un poco resacosos después de la jarana madrileña, pero expectantes por ver a la familia y los amigos de nuevo...Intentábamos imaginarnos que tendrían montado en el aeropuerto (Marta susurraba: "Espero que sean discretos")...llegamos a las cintas de recogida de equipaje y cuando la primera persona salió por la puerta....el acabose!!!

Fue increíble y muy emotivo, nuestros amigos y familias habían preparado tremendas pancartas de bienvenida, en plan nuevo fichaje del Celta, y lo máximo es que todo estuvo amenizado por un gaiteiro que no paraba de tocar cada vez que se nos veía durante las salidas de los demás pasajeros mientras esperábamos las maletas.





Nos dimos mil besos y abrazos con todos y cuando conseguimos superar el momento de estupor, pusimos rumbo a Cabral donde la familia de Marta había organizado una comida estupenda a base de tapeo: Pulpo (que ganas teníamos...), empanada, jamón, lomo, salpicón, más tortilla...buen vino y mucho de lo que hablar. Pero estas cosas no funcionan como uno se lo espera...uno piensa que al llegar se le van a venir a la cabeza mil historias y anécdotas que contar a todo el mundo pero lo cierto es que parecen estar escondidas en la memoria, no queriendo salir al exterior hasta el momento oportuno...



Lo bueno es que ya estamos aquí, y ahora, os podremos ver a todos más a menudo y poco a poco, iros desgranando todo lo que hemos vivido durante este año de viaje. Ha sido una experiencia maravillosa, recomendable para todo el mundo, quizás alguno en plan más pureta u otros en plan más aventurero, pero sinceramente creo que es extremadamente positivo. Pensábamos volver con super-ideas de negocio con las que amasar dinero...y he de lamentar comunicaros que la mayoría de nuestros bocetos no pasaron ni siquiera el filtro que se pone uno mismo...vamos, que como emprendedores nos falta un hervor.



Hemos ganado una perspectiva difícil de conseguir en un día a día cada vez más absorbente. Pero reflexionando sobre lo que más me ha gustado del viaje, es que hemos realizado uno de nuestros sueños, y eso es algo por lo que hay que luchar a muerte. Ha sido posiblemente el año mas feliz de nuestras vidas y algo que siempre compartiremos y recordaremos con una sonrisa perenne en los labios.

Por último queremos agradeceros a todos el caluroso recibimiento que nos habéis proporcionado, muy especialmente a los padres de Marta y ayudantes, por el pedazo curro que se dieron para preparar la fiesta en Cabral...estuvo genial!! También agradecer a todos los que habéis seguido este blog, conocidos y menos conocidos, comentaristas o silenciosos, asiduos o esporádicos...ha sido un placer compartir con todos vosotros nuestras experiencias. Para nosotros, vuestro apoyo y comentarios fueron un refuerzo importante en los días más melancólicos.

Uno de los más bonitos detalles que hemos recibido, ha sido este dibujo que nos ha hecho nuestro amigo Alberto. No sólo es que nos parezcamos, sobre todo Juan que está calcado, es que la postura es tan cercana a la realidad que parece que Alberto hubiera estado presente en una de nuestras múltiples sesiones fotográficas. Muchas gracias. Por cierto que podéis ver éste y otros de sus fantásticos dibujos en su blog.

AnxoUn dato sorprendente, y muy entrañable, es el número de bebés de familiares y amigos que han nacido en nuestra ausencia...nada menos que 5 nuevas personitas andan por el mundo. Por orden alfabético: Anxo, Celia, Claudia, Pablo y Marina. Ninguno de ellos existía cuando nos fuimos. Enhorabuena a los padres: Emma y Roi, Lucía y Ruben, Patri y Juan, Ana y Fer, María y Juan....no sé cual de nosotros se ha embarcado en la aventura más grande....que coño, sí que lo sé...vosotros!!

CeliaClaudia

PabloMarina

Esta no será la última entrada de este blog...nos da muchísima pena acabarlo, así que me reservo una entrada con datos prácticos sobre el viaje, equipaje, gastos promedio por país (para algo tienen que servir todos mis excels....jejeje), mapas con la ruta seguida, consejos, etc.

Os queremos mucho a todos y estamos muy felices de estar de nuevo en casa.

Juan y Marta

PD: Viendo el fútbol y las celebraciones de los campeones de Europa 2008 (enhorabuena chavales, nos habéis hecho disfrutar como enanos!!), se me vino a la cabeza que el primer partido de la Eurocopa lo vimos a las doce de la noche en una isla malaya rodeados de holandeses e ingleses, y alucinando con el interés con el que los locales se quedaban hasta las cinco de la mañana pegados a la tele.Veinte días después veíamos la final en Vigo, en casa de Juan y Patri, con Jaco, Cris, Mauro y Claudia en el monitor auxiliar para bebés. ¿A que el mundo no es tan grande?