martes, 17 de junio de 2008

El final... casi

El tren en el que pasamos la noche de mi cumple recorrio practicamente toda Malasia antes de dejarnos al norte, cerca de Kuala Besut, donde cogimos una lancha que nos llevo a unas islas llamadas Perhentians. Es un lugar completamente paradisiaco, y a pesar de coincidir con las vacaciones escolares en Malasia, no nos lo encontramos tan lleno como esperabamos, ni mucho menos. Primero nos fuimos a la mas grande de las islas, Pulau Besar, pasando unos dias junto a aguas cristalinas y bosques selvaticos.

Estas islas son un lugar fantastico para el buceo, y aunque no estaba en los planes, me acabe apuntando a un curso PADI de Open Water. A Juan no le importo quedarse un poco solinho por unos dias, tampoco es que este sea el peor lugar del mundo para ello. Durante tres dias y medio mi companhera Karin y yo estudiamos duramente para el examen de certificacion (abajo nos veis haciendo el examen), no es que fuera complicado, pero este no es el tipico lugar en el que uno espera encontrarse estudiando por las noches, asi que fue un poco duro.



Pero no todo era teoria... Habia obviamente mucha practica y eso fue bastante mas divertido. Como aqui no hay aguas "confinadas" para hacer las practicas, o sea piscinas, esa parte de las pruebas las hiciamos en aguas poco profundas de playas desiertas a las que solo se accedia en barquita. Los ejercicios reales de buceo los haciamos rodeadas de corales y vida marina totalmente espectacular. Estas fotos son de la ultima inmersion, una gozada. Vimos varias tortugas, peces angel (el que sale en la foto con rayas azules), peces trigger, muchos peces payaso (o sea Nemos) nadando en sus anemonas, rayas... el lugar perfecto para enamorarse del fondo marino.





Y que hacia Juan mientras tanto? pues como se habia resfriado un poco y no podia bucear asi, se paso unos dias haciendo snorkelling (o sea buceo con mascara y tubo) por toda la isla. Creo que se la conocio casi entera y disfruto tambien un monton. Vio algunas tortugas gigantescas (no siempre hay que ir a aguas profundas para encontrarlas). Fue atacado por un pez trigger que estaba cuidando su nido con huevos (y en estos casos se ponen un poco agresivos) pero no paso nada, unos golpes de aleta y un "esta bien ya me voy" fueron suficientes para seguir cada uno su camino.

Tambien vio, y esto es lo mejor, decenas de tiburones, y es que por aqui hay muchos tiburones de los arrecifes, de los llamados blacktip. Se suponen inofensivos para el hombre, o eso parece, y suelen nadar siempre en la misma zona, asi que para alla se fue Juan y volvio en estado de shock de haber visto tantos. Confeso haberse largado cuando aparecio uno bastante grande, la mama de los tiburoncitos, y se dijo "aletas para que os quiero". Aqui lo vemos, cual lobo solitario, saliendo del agua con sus aletas y su mascara, paso tanto rato a remojo que no se como no encogio.

Tras unos dias agotadores, Karin y yo fuimos recompensadas con nuestra certificacion. Aqui estamos con nuestra instructora, Petra, entregandonos nuestro carnet provisional. El momento de la graduacion, vamos. Estabamos encantadas, sobre todo por no tener que volver a visualizar los soporiferos videos del curso.

Como queriamos conocer todo el archipielago, nos cambiamos a la isla mas pequenha, Pulau Kecil. Se supone que es la isla de los mochileros, de ambiente mas juvenil que la otra, mas bares para guiris vamos. La verdad es que era otro pequenho paraiso de corales, tambien tiburones y mucha vida marina. Aunque si tuvieramos que escoger nos quedariamos con la otra isla, donde habia una mayor preocupacion medioambiental, estaba algo mas cuidada, y las playas y el monte estaban mucho mas limpios.



Aqui no solo vimos tiburones y peces de todo tipo, los bungalows estaban rodeados de una amplia fauna terrestre, los cocoteros y plataneros estaban plagados de ardillas, los geckos (lagartijas gigantes) aparecian cada noche atraidos por las lamparas. Pero la madre de todos los lagartos fue este mastodontico "monitor lizard" que vimos junto a nuestra ventana el ultimo dia. Nos quedamos un buen rato pasmados observandolo y cuando pudimos articular palabra solo nos salio un "madre mia que bicho tan grande!!".



Ademas de eso, nos relajamos, nos tumbamos a la bartola, y difrutamos de las frutas tropicales disponibles. El tiempo no acompanho estos ultimos dias, y aunque hacia calor, llego a llover y estuvo bastante nublado. En fin, considerando donde nos encontrabamos tampoco era para quejarse, y el color turquesa de las aguas poco profundas resaltaba mas, si cabe, bajo las nubes grises de la tormenta que veis abajo.





Tras unos maravillosos dias en Malasia nos volvimos a pasar una entretenida noche en un tren de vuelta a Singapur, al dia siguiente cogeriamos un avion de vuelta a casa. No teniamos mas tiempo, pero nos ibamos con la clara intencion de volver para conocer mas a fondo este maravilloso pais, donde sobre todo nos impresiono el caracter sonriente y alegre de los malayos. Casi todos los que tratamos fueron tan amables que merecen que se mencione. Aqui estoy el ultimo dia con las chicas que trabajaban en el hotel. Juan esta con la duenha del restaurante donde comimos en Kuala Besut, un bar llamado April donde nos trataron maravillosamente, nos dieron comida casera cocinada con carinho y les debimos caer bien porque nos acabaron regalando unos trozos de pollo frito riquisimos. "Present for you", nos dijo la chica cuando nos lo trajo.



A la manhana siguiente ya estabamos de vuelta en Singapur donde Juan, al fin, materializo la compra de su PSP (lo vemos cual ninho con zapatos nuevos). Tuvimos un precioso dia de despedida en el que paseamos junto al rio y disfrutamos, otra vez, de esta espectacular ciudad de verdisimos jardines y moderna arquitectura.



Nos habia quedado una tarea pendiente aqui, comprobar si el famoso chili crab estaba a la altura de las expectativas. En un restaurante en La Esplanade nos dimos un autentico festin de marisco: una ensalada de langosta que nos encanto, langostinos rebozados que se comian con piel y todo, y como no, chili crab. Resulto ser un cangrejo a medio camino entre centolla y buey de mar, cocinado en una espesa salsa picante... verdaderamente delicioso. Pasamos un buen rato pringandonos hasta los codos, rechupeteando, sorbiendo... comprobando, en fin, que la fama del "cangrejito" era merecida.



Esa misma noche, con una mezcla de sentimientos encontrados, cogiamos un avion de trece horas a Londres (Europa de nuevo!). Desde alli tomariamos otro avion que nos dejaria a las 12:00 horas del viernes 13 en Madrid. Era el final, tras 11 meses y medio de viaje, 351 dias, 15 paises, 3 continentes, millones de fantasticas experiencias... volviamos a casa!!!. Era duro, pero tambien alegre al saber que volveriamos a ver a nuestra familia, a nuestros amigos y que al fin podriamos comer tortilla de patata y jamon serrano....pero esa, es otra historia.

11 comentarios:

La cónica dijo...

entonces... ¿ya estáis aquí??

bienvenidos de vuelta!

esperaré mi turno pacientemente, sé que tenéis que ver a mucha gente antes que a mí, pero también yo voy a querer abrazos y besos y risas y anécdotas en carne y hueso

muá

NOE Y MARCOS dijo...

bueno, pues a nosotros tb nos da pena q esto se acabe... era muy divertido e interesante ir siguiendo vuestros pasos en el blog. Os echaremos de menos. Muchas gracias por los buenos ratos q nos habéis dado y por la información tan valiosa q habéis publicado. Q pena no habernos presentado en el bus dirección Ushuaia... Un abrazo, Noemi y Marcos. Ánimo con la vuelta!

Tonio dijo...

joer!!!! y ahora cuando quiera escaparme del trabajo por un momento ¿que leo?... me había acostumbrado a tener cada poco un pasaje que me alejaba de esta oficina y me transportaba a sitios donde jamas estare.

Soys afortunados, habeis vivido por mil personas... dice un dicho "no vive más aquel que más años dura, sino el que más experiencias acumula..." así que vosotros tendreis como cuatro o cinco vidas más.

Juan Manuel Lopez-Valcarcel dijo...

Gracias, gracias, gracias por habernos entretenido con vuestro fantastico viaje estos meses.

Ha sido un privilegio leer vuestras historias, seguir las aventuras y absorber desde nuestros cubiculos ese gozo de vivir que habeis transmitido.

Esperamos haya una segunda parte (quizas cronicas desde Espana?) desde luego teneis un talento estupendo!

Un muy fuerte abrazo, que el aterrizaje os vaya bien.
Espero nos veamos este verano!

Manu, Ying y Tomas

Anónimo dijo...

y para cuándo esa cenita con la family Tomé??

Qué ganas de veros!!

Un enorme beso,
Coca

Tonio dijo...

bueno que...??? xa estades na casa??? que tal a volta a vida 'cotidiana'??? acordome moito de vós, porque eu sempre que marcho de vacacións custame moito reincorporarme ao traballo e iso que só marcho un mes, non quero pensar o que me pasaría se estou tanto tempo fora...

Espero que de algunha forma manteñades esta bitácora, fichestesnos adictos!!! algo máis teredes que contar, nonsi...

bueno ale, saudos!

Common People dijo...

me encanta cuando decis...."pero esa sera otra historia!" aun a riesgo de que con esto empiece a usar ropa de color violeta y perfume de rico, lo dire: se os quiere mucho. o se os tiene cariño, como coño se diga eso de querer a alguien. por cierto, me pido una cita para las cies, luna llena y ventanilla,por favor.

Blógmulo dijo...

Neniños, bienvenidos!

A mí me da que Juan había insistido para ver a España vencer el maleficio de los cuartos de final en fútbol...

:-)

Diancecht dijo...

Eso mismo estaba pensando yo: "Que sí, que nos vamos a donde quieras, pero hay que volver a tiempo de ver el partido"

Ahora en serio, bienvenidos, ya iba siendo hora de dejar de dar envidia :P

paideleo dijo...

Oh !.
Que pena !.

Anónimo dijo...

Bienvenidos!!!! Enhorabuena por vuestro viaje!! Últimamente he estado muy liado y no me he contectado, aunque he leido vuestra última aventura por Malasia,que paraiso más bonito, verdad?
Buenos, lo dicho. Espero que hagais un libro con esta viaje.... el siguiente para cuando????jejeje
Besitos.
JoseDavid.