miércoles, 12 de diciembre de 2007

Bienvenidos a Australia

Despues de pasar un magnifico mes por tierras kiwis, llegamos a Australia y mas concretamente a Sydney. De esta ciudad todo el mundo nos ha hablado maravillas, no tanto por la cantidad de cosas a visitar sino por la "onda" que se respira...muy cosmopolita y muy relajada. En esta visita tecnica de un solo dia no hemos podido disfrutarla mucho pero como volveremos alli en fin de anho tendremos tiempo para paladearla con tranquilidad.

Por ahora la cosa que mas nos llamo fuertemente la atencion en la ciudad es la cantidad de murcielagos que merodean por sus parques...no son de los pequenhitos nooooo...son unos peazo de bichos tamanho Batman....vamos que revolotenado alrededor de la catedral daban un aspecto tetrico a la ciudad que ni Gotham City.



Tras ese pequenho inpass volamos hacia el centro de Australia...a Uluru, para ver uno de los simbolos de este pais. Un tremendo pedrolo en medio de la mas infinita llanura...al sobrevolarlo, antes de aterrizar, nos quedamos atonitos ante esa especie de bulto que le salio a la tierra...lo que mas impresionaba desde el cielo era el color rojo oscuro de la arena. En cambio, ya en tierra, lo mas impresionante era el calor achicharrante, una bofetada al salir del avion estilo las de junio en Madrid pero en medio del desierto.



Madrugamos un monton para poder ver el amanecer sobre Uluru pero finalmente tuvimos un poco de mala suerte y el dia estuvo nublado con lo que no vimos los cambios de colores prometidos...oooohhh. Aprovechamos el madrugon para dar un paseo rodeando toda la roca...unas tres horas de caminata en la que agradecimos que no brillase el sol, con mas calor seria inaguantable. Aparte de eso tuvimos que lidiar con unas moscas super-pesadas, las podeis ver en mi entrecejo y reposando en la mochi de Marta.



Los siguientes dias seguimos intentando por activa y por pasiva ver los cambios de colores sobre Uluru pero con la misma suerte, tuvimos por el contrario otro premio quiza igual o mas espectacular...nos cayo el diluvio universal encima, y el agua sobre estas rocas rojizas forma unos regatillos que parecen leche....vamos que precioso. Nos pillo cenando la misma tormenta en nuestro hotel...como no estaba disenhado para eso (las partes comunes estaban al aire libre), la gente casi sale nadando.



Uluru en si tiene un caracter sagrado para los aborigenes de la zona y por eso te piden que no subas a la cima de la roca. Aunque parezca increible, nos comentaron que no prohibian la subida ya que el 70% de la penha que visita el parque nacional lo hace para hacer dicha ascension. Por eso, a pesar de que para ellos sea sagrado, la inyeccion de dinero que suponen las visitas al parque es tan importante, que prefieren tragarse sapos y culebras y solamente piden por favor, en varios idiomas, que la gente no suba a Uluru. En la foto podeis ver que no se podia subir pero por razones climatologicas.

No lejos de alli se encuentran unas formaciones rocosas rojizas que tienen forma de cabezas llamadas Kata Tjuta. Son rocas mas grandes que Uluru y con unas formas mas caprichosas, a nosotros nos gustaron mas. Nos pegamos otro toque de corneta a las 04:00 para ver salir el sol, y esta vez si que vimos un amanecer de los que salen en los videos de Planeta Solitario....sin palabras.



Despues nos dimos un paseo por entre las rocas que, la verdad, se hizo mas llevadero que el de Uluru, al ser mas variado, con menos gente, subidas y bajadas...y menos moscas. A partir de las 10:00 de la manhana a veces cortan el camino porque se pueden alcanzar temperaturas de 50 grados. Aparte tuvimos la suerte de ver a un par de canguros pequenhitos (los llaman Wallabies) comiendo entre la maleza y mirandonos igual de curiosos que nosotros a ellos, hasta que nos acercamos demasiado y se fueron chimpando por patas.



Desde Uluru volamos hacia Cairns en el norte de la costa este australiana. Es una ciudad con muchas actividades turisticas para ofrecer y con fama de muy canhera en cuanto a marcha nocturna. Nosotros estabamos en un hostel mas tranquilito pero habia uno super-conocido que montaba unas fiestorras desfasadas: fiestas de camisetas mojadas, sesiones de djs en plan Ibiza, partidas de poker...vamos que estaba hasta las trancas de estudiantes con ganas de juerga...alli estaba Javier con el que nos volvimos a encontrar, ya sabeis que es un fiestero!!

Como nos habiamos quedado con ganas de explorar un poco el mundo aborigen en Uluru, decidimos no postergarlo mas y nos fuimos a Tjapukai. Es un centro cultural donde proyectan videos explicativos super-currados sobre las creencias y mitos de los aborigenes de la region (las diferencias entre los aborigenes de diferentes zonas de Australia son enormes y comparten muy pocos rasgos comunes).

Tambien te explican su dieta alimenticia, hacen fuego de forma tradicional y realizan danzas y tocan instrumentos tipicos como el Didgeridoo que podeis ver en la foto de los tres...la unica que lo consiguio mas o menos...Martinha!!. Finalmente te dejan hacer un poco el ridiculo lanzando el boomerang (foto de Marta) y una especie de lanzas con las que cazan a los canguros...yo me quede superorgulloso porque casi le doy a uno (mirad la lanza a la derecha del canguro...uuuuyyyyyy).





Nuestro principal motivo para ir a Cairns era bucear, ya que a apenas dos horas de distancia esta la "Gran barrera de arrecife de coral". Marta hizo otros dos bautismos (si es queee me salio mu creyente), yo hice tres inmersiones junto a Judith una chica catalana que conocimos a bordo. Resultaba chocante ver que a tantos kilometros de la costa el mar tuviese un par de metros escasos de profundidad.

Los corales son preciosos y muy grandes, estan llenos de vida marina que disfrutamos muchisimo. Vimos dos tiburones pequenhitos y unas ostras gigantes que se movian cuando sentian algo cerca...increiiiible. A Marta le encanto el buceo y ahora tiene ganas de sacarse el curso para poder ir un poco mas a su bola. Ella vio a Nemo...el pez payaso de la peli...super-currinho. La senhal del guia para senhalarlo era ponerse el pulgar en la nariz y hacer la tipica trompetilla de burla...unas risas.

Estamos a la espera de recibir algunas fotos sub-acuaticas de nuestras respectivas inmersiones pero seguramente no esperemos para publicar. Tendreis que imaginaroslo...magnifico!! Mientras tanto, para hacer boca, aqui nos teneis a los dos enfundados en los trajes de superheroes que te daban para bucear...nada mas favorecedor que unas licras ajustadas...o no?. Como el agua estaba a unos 28 grados no se necesitaba ningun neopreno...un poco caldo, pero al bucear y alejarte de la superficie se estaba estupendamente.

Ahora empezaremos a bajar hacia el sur, recorriendo playas y tomando cervezotas...la primera impresion es que esto es parecido a Brasil pero petado de estudiantes locos por una buena juerga...habra que seguirles el rollo, si podemos... :)

Besos a todos.

Juan y Marta

7 comentarios:

Jacobo Elosua dijo...

Hey Junes,

Traeros un boomerang para emular azañas pasadas en Corujo a la vuelta... :)

Un beso pre-navideño,

Ja

Anónimo dijo...

Por un momento creí que eras el que bailaba en el centro...,casi no me repongo del susto.Estoy deseando ver las fotos de los corales.Un besiño muy grande,La Pincesa

canceleiro dijo...

Juan, y lo peor de todo fue que Marta no nos dejo ir al concurso de camisetas mojadas, con lo bien que lo hubiesemos pasadado!!!! jajajaj

No sabeis la envidia que os tengo de que sigais viajando, hoy vuelvo a casa. Vuelve, a casa vuelve, por Navidad.

Un abrazo y a disfrutar

Javier

Anónimo dijo...

Hola chicos aqui la familia de "salseda" sois unos valientes (sobre todo por el "salto") yo, estaría cagadito de miedo. Bueno ahora toca en australia fiesta jolgorrio. Que paséis unas Felices Fiestas. Besos y Abrazos. Nerea, Encarna Y Tito.

Silvia dijo...

Os vamos a echar de menos estos días navideños... estáis hechos unos intrépidos... besos, Silvia

adam dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Chicosss MUY FELICES FIESTAS y que empecéis bien el AÑO!!!

Disfrutadlo en Sidney y haced un brindis por todos nosotros!

Un besiño inmenso!

Marieta