jueves, 25 de octubre de 2007

Lluvia o Paine

Tras el periplo argentino y despedir a pinza y pincesa, seguimos camino al sur, hemos tenido que cruzar la frontera con Chile para ir a uno de los paraísos del trekking, el Parque Nacional Torres del Paine...viendo el mapa de Sudamérica en la parte de Patagonia te das cuenta de lo caprichosos y absurdos que son los temas fronterizos en general. Lo cierto es que nos gustó encontrarnos en Chile otra vez después de tanto tiempo, ya no recordábamos lo que era que un coche frenase para dejarte cruzar en un paso de cebra.

Pernoctamos un par de días en Puerto Natales, que es la puerta de entrada a Torres del Paine...y poco más. Estuvimos esperando un poco ya que el mal tiempo y la gente que bajaba del Paine no animaban mucho a la aventura...lluvia, viento, frío y nieve. Como no queríamos quedarnos parados mucho tiempo más y el clima en estas latitudes siempre resulta impredecible, decidimos echarle algo de valor y pasar un par de días arriba en el Parque para ver si había suerte.

Y como no podía ser de otra forma, la flor sigue ahí cuando uno la necesita... amaneció claro y pudimos hacer sin lluvia la caminata a la Base Torres, un mirador desde el que puedes observar las tres imponentes torres desde cerca. Para llegar al mirador se necesitan más o menos unas 4 horitas de subida, pero lo peor es la última media hora donde subes por el lecho de una antigua morrena de un glaciar del que sólo quedan unos pocos vestigios...las piedras pulidas por el glaciar, cual culito de bebé, son el escenario perfecto para irte de morros y dejarte los incisivos en un canto rodado. Aquí tenéis algunas fotos de la pateada...fijaos en los peazo cantos rodados!!




Pero el esfuerzo y el riesgo merecen la pena (habría que preguntárselo al que se quede sin dientes) es una vista increíble: tres torres bastante afiladas, donde creo que más de uno se ha matado intentando escalarlas, y en su base una mezcla de nieve y hielo del glaciar que terminan desaguando en una hermosa laguna verde...para tirarse un par de horas contemplando, si no fuera por la rasca que hace allí arriba, claro.

Bajamos la mitad del camino y nos quedamos en un refugio de montaña a pasar la noche...posiblemente una de las noches más caras de todo el viaje hasta ahora (68 Dolares del ala aleve del leve abanico). Se aprovechan muchísimo del cansancio y escasez de competencia que existe dentro del Paine.

Un par de camas es el resumen más fiel de los servicios que incluía el refugio, sin sabanas, sin toallas, sin mantas, vamos el purito colchón pelao...eso sí con almohada...guuuuauuuuuuu. Os imaginaréis el precio de las comidas no? por supuesto cargamos sobre nuestras espaldas la comida suficiente para sobrevivir durante nuestra estancia. Eso sí, el personal fue supermajo, hay que decirlo.

Aunque terminamos con las piernas bastante cansadas, nos encantó el Parque y nos dió pena no realizar el circuito "W" completo. Ese trekking se realiza en 4 días y además del valle de las torres, recorre otros dos valles donde se ven los cuernos (otras montañas) y el glaciar Grey. Realmente, si íbamos de refugio en refugio no entraba en nuestro presupuesto y nos daba la caca pensar en meternos en una tienda y que nos cayese encima un buen montón de nieve.

Como nota culinaria...hemos comido pescado BIIIEEENNN!! merlucita y salmón, rico, rico y necesario después del atracón de carne que llevábamos encima. También hemos retomado con gusto el aperitivo a base de pebre y mantequilla que acompañan al pan en tierras chilenas. Lo que me tiene absolutamente alucinado, y encantado por que no decirlo, es la cantidad industrial de palta (aguacate) que se consume en este país...fuera de Mexico no creo que haya otro consumidor mayor.

Seguimos hacia el sur...poco queda ya de continente, pero nosotros a por todas!!

Besos a todos, y en especial a Mateote que cumple mañana dos añitos. Te quieren. Juan y "Maca"

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Eyyyyyyyy ...
Espero que os haya gustado el paine como nos moló a Pauliña y a mi.... todavía recuerdo los tirones en mis piernas...

Bicos e apertas...

Nando

Jacobo Elosua dijo...

Hola Neengs.

Tras recibir el regalo, Mateo ya cais habla con acento Riquelme. Estoy acojonado. A ver si consigo una camiseta de Okkas -qué bajo hemos caído- para compensar... :)

Os echamos de menos el domingo.

Muchos besos.

el pinza dijo...

Creo que se aproxima más a Maradona.

Anónimo dijo...

Juan y Marta,Marta y Juan...Que ENVIDIAAAA!!!!!A los dos os conozco desde hace años(por separado y luego juntos!)por lo que me está encantando poder leer vuestras experiencias en este fantastico viaje.Sólo queria escribiros para enviaros muchos besos.Cuidaos mucho,bicos!!!María Mariño.

Blógmulo dijo...

Marta&Juan,

Las Torres del Paine es uno de nuestros destinos de trek soñado! Tiene una pinta increíble...
Muchas gracias por dejaros caer por mi blog, y muchas gracias por las felicitaciones!
Nuestro viaje ha sido G-E-N-I-A-L. Bhután es maravilloso pero es muy caro. El Tíbet es una opción estupenda y os podemos hacer recomendaciones si os animáis a ir.
Mil besos en la entrepierna

La cónica dijo...

Os tenía un poco abandonados. Pensaba reengancharme al viaje donde lo dejé, pero se me acumulan las etapas, así que estoy mejor aquí, con vosotros otra vez. Con los dientes largos, otra vez.

Besos.